“La Tarjeta de Visita de Disdéri” (Carte de Visite)

“La Tarjeta de Visita de Disdéri” (Carte de Visite)

Stefani J Schmidt

Nacido en 1819, André Adolphe Eugene Disdéri se inicio en el ámbito de la pintura pero eso no le resultó muy provechoso. Hacia 1851 habiéndose instalado en Paris, patentó una cámara fotográfica poco convencional que lo llevaría a obtener grandes riquezas. Esta innovadora cámara estaba provista de 4 objetivos y con ella podía obtener una serie de ocho fotografías en tamaño 9×12 cm, en lugar de sólo una de mayor tamaño. Estas eran recortadas una a una y las llamó “Carte de Visite”.

Su éxito fue rotundo. Con esta invención “…la fotografía de retrato, gracias a su bajo costo, su pequeño formato y la posibilidad de multiplicación, se convirtió en una moda, un auténtico ritual social…” Por primera vez, desde la consolidación del retrato en el Renacimiento, no se trataba del ritual de introducción de un miembro a una determinada clase social o contexto cultural. Ahora todo el que lo deseara podía tener no sólo uno, si no varios mini retratos de si mismo para repartir a sus seres queridos, por la mitad del precio cobrado por cualquier fotógrafo.

“…el auge de Disdéri es fulgurante: todo el mundo quiere su “Carte de Visite” , asistimos una fiebre colectiva por la cartomanía…”

A partir de acá, el abultado Daguerrotipo, es destronado por completo en Estados Unidos, donde se adopta un procedimiento relativamente nuevo, creado por Gustave Le Gray en 1851 ‘el colodión húmedo’. Este procedimiento se basa en una placa que ha de permanecer húmeda durante el proceso de toma y revelado de las imágenes.

Disdéri se consideraba a si mismo un artista. En sus retratos recurre a los accesorios, ya sean cortinas, columnas y diversos elementos que le otorguen personalidad a los sujetos retratados. Asi aparecen el escritor con su pipa, rodeado de libros, el pintor con sus pinceles, atril, realizando su obra. De esta manera cada uno obtenía un auténtico retrato personificado según sus características mas destacadas. Surgió la necesidad de coleccionar estas imágenes y aparecieron los álbumes fotográficos, estos estaban considerados dentro de los bienes mas preciados de una familia y eran a comodados en su hogar de manera visible. Con este boom comercial altamente lucrativo Disdéri comenzó a viajar por todo el mundo, abrió diversos estudios fotográficos muy importantes en diversas partes de Europa como Inglaterra y España. Completamente equipados “…sus estudios fotográficos fueron lugares de reuniones constantes de la Burguesía mas acomodada, llegando incluso a ganar premios por la cantidad de retratos allí obtenidos…”

A pesar del frondoso éxito. La carrera de Disdéri duró pocos años, calló arruinado y murió pobre en Niza en 1890, donde trabajaba de fotógrafo ambulante. La cartonamanía llegó a ser casi el único formato usado para retratar durante muchos años a demás de los retrato hechos por particulares, se impuso una gran industria de tarjetas de famosos.

La Tarjeta de Visita no sólo tubo su repercucion en Europa, por ejemplo fue muy popular en México también, sólo que unos años mas tarde, principios del siglo XX. Los retratos tuvieron una gran demanda y así se fueron instalando numerosos estudios fotográficos en distintos puntos del país. Se entregaban a los clientes, pedidos completos de tarjetas, estas impresas en papel fotográfico, pegadas en un cartón con los datos del estudio fotográfico. “…Son testimonio de una etapa de cambios constantes en la ciencia y la tecnología. Los fotógrafos de aquel entonces eran muy escrupulosos en su trabajo, lo hacían con gran esmero y pulcritud hasta obtener el resultado deseado…”

La querida “Carte de visite” fue desapareciendo paulatinamente hacia 1863, cuando la firma inglesa W & B.co popularizó un nuevo formato con mayor éxito. Este es el que se usa en la actualidad para las fotografías ‘familiares’, el formato Cabinet 10×15 cm. Posiblemente gran parte de la fotografía de retrato del siglo XIX está constituida por la Carte de Visite (10,7 por 6,3 centímetros) y Cabinet (16 por 11,5 centímetro).

Actualmente se conservan 42 originales de las miles de obras de Disdéri, entre ellos retrato a Pío IX y a Napoleón III, emperador de Francia.

 

Bibliografía:

Anuncios

Unete a la conversación. Deja tu comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s